20/11/2020

Sareb y ASPAC amplían su acuerdo para agilizar los procesos concursales

Sareb y ASPAC amplían su acuerdo para agilizar los procesos concursales

Sareb y la Asociación Profesional de Administradores Concursales (ASPAC) han suscrito un nuevo acuerdo que amplía el marco de colaboración que iniciaron en 2017 para agilizar los concursos de acreedores.

El acuerdo supone incorporar nuevas medidas de cooperación a la ‘Guía de buenas prácticas’ que se encuentra vigente. Entre ellas, destaca el compromiso de Sareb por estudiar las opciones de venta directa desde el balance de la compañía concursada o dación en pago de aquellos inmuebles con cargas hipotecarias de Sareb en procesos concursales. La compañía estudiará dicha venta o la dación en pago como fórmulas para agilizar dichos procesos, dentro de las condiciones previstas en los artículos 209 y 210 del Texto Refundido de la Ley Concursal.

Para ello, y en lo referente a la posible dación en pago, tanto Sareb como los administradores concursales recopilarán toda la información necesaria para que los juzgados de lo mercantil puedan tener en cuenta esta opción a la hora de tramitar los concursos. En el caso de que no sea viable la dación en pago, la administración concursal solicitará la realización de subasta judicial o notarial electrónica o bien a través de una entidad especializada habilitada para ello con todos los requisitos de transparencia, solvencia y prestigio.

Para el consejero delegado de Sareb, Javier García del Río, el diseño y ampliación de un marco de colaboración con los administradores concursales “es una excelente iniciativa, que debe permitir a las partes involucradas acelerar la resolución de las situaciones de insolvencia, sin pérdida de valor y garantías para los afectados. Para Sareb debe ser una palanca que, cumpliendo con los requisitos del proceso concursal, agilice nuestro esfuerzo de transformación de deuda al promotor en activos inmobiliarios”. 

Por su parte, Diego Comendador, presidente de ASPAC, estima que “las consecuencias económicas originadas por la covid-19 han hecho aún más necesario que los diversos actores que participan en los procesos concursales colaboren entre sí para que los concursos lleguen a buen puerto. Estamos convencidos de que este acuerdo contribuirá a que más empresas superen el concurso de acreedores y que consigan salir adelante”.

Sareb y ASPAC lanzaron en 2017 un primer acuerdo de colaboración para agilizar los procesos concursales en los que están involucrados. Dicho acuerdo dio origen, entre otras iniciativas, al lanzamiento de una Guía de Buenas Prácticas que incluía 24 recomendaciones sobre interpretación de las disposiciones aplicables a la tramitación de los procedimientos concursales y con las que se buscaban evitar costes y tiempo innecesarios a todos los implicados en un concurso de acreedores.

ASPAC (Asociación Profesional de Administradores Concursales) representa tanto a abogados como economistas del sector de administradores concursales en España y agrupa a más de 150 profesionales de la insolvencia, que gestionan algunos de los principales concursos declarados en el país.