Nuestros ingresos y gastos

Nuestros ingresos proceden de la gestión y de la venta de los dos tipos de activos que tenemos en cartera: préstamos al promotor e inmuebles. Nuestros gastos son financieros, comerciales, de mantenimiento de inmuebles, derivados de la transformación de activos y los necesarios para mantener nuestra estructura de negocio

A continuación, desglosamos los datos de ingresos y gastos extraídos de nuestro último Informe Anual de Actividad.

Los ingresos de Sareb

Los ingresos de Sareb proceden, por un lado, de la gestión y de la venta de los préstamos. Y, por otro, de la venta y del alquiler de los inmuebles adquiridos a las entidades rescatadas en 2012 y 2013; de los obtenidos posteriormente de la transformación de préstamos y de la promoción inmobiliaria.

En 2020, Sareb generó unos ingresos de 1.422 millones de euros. Un 39,9% (567 millones de euros) de la gestión realizada con los inmuebles y un 59,6% (848 millones de euros) de la gestión realizada con los préstamos.

Los ingresos de Sareb procedentes de la gestión de préstamos

En 2020, una gran parte de los ingresos por la gestión de préstamos, concretamente un 31%, procede de la liquidación de inmuebles colaterales (los que garantizan los préstamos) y de los Planes de Dinamización de Ventas (PDV). El resto, se ha obtenido de la amortización y recobro de la deuda (31,3%), de la cancelación y venta de préstamos (21,3%) y del cobro de intereses de los préstamos (16,2%).

Los ingresos de Sareb procedentes de la gestión de inmuebles

En 2020, respecto a los ingresos por la gestión de activos inmobiliarios, la gran mayoría procede de la venta de viviendas y propiedades anejas (garajes y trasteros), un 76%. Le siguen la venta de suelo e inmuebles terciarios (comercio, oficinas, hostelería), con un 19% y, muy de lejos, los ingresos por alquileres y otros conceptos (5%).

De los inmuebles vendidos, el 85,5% son propiedades de Sareb, mientras que el 14,5% restante corresponde a ventas realizadas a través de los acuerdos con promotores (PDV).

En cuanto al perfil del comprador de vivienda residencial propiedad de Sareb, predomina el particular de nacionalidad española; las empresas y extranjeros que compraron en 2020 son una minoría.

Nuestros ingresos en detalle

Los gastos de Sareb

Para simplificar y condensar los principales gastos de Sareb resulta muy útil su clasificación en cuatro grandes bloques:

1. Gastos de mantenimiento y comunidades de vecinos

Son los gastos en los que incurre Sareb por mantener y adecuar sus inmuebles y por el pago de los gastos asociados a las cuotas de las comunidades de vecinos. En 2020, este bloque de gastos ascendió a 110 millones de euros.

2. Gastos de empresa

Son los gastos necesarios para el funcionamiento y la operativa de la compañía. Entre otros, están los sueldos y salarios o las instalaciones donde trabaja Sareb. En 2020, los gastos derivados de la estructura empresarial de Sareb fueron de 116 millones de euros.

3. Gastos de comisión y comercialización de activos

Son los gastos necesarios para vender los activos, como las comisiones que pagamos a las empresas comercializadoras o los gastos asociados a la propia venta de los inmuebles. En 2020, este tipo de gasto fue de 124 millones de euros.

4. Gastos financieros

Estos gastos corresponden al pago del swap que contratamos en 2013 para protegernos ante un encarecimiento del tipo de interés asociado a nuestra deuda senior. En 2020, ese gasto ascendió a 548 millones de euros.

5. Gastos fiscales

En 2020, hemos destinado 215 millones de euros al pago de tributos e impuestos. Una gran parte es IVA no deducible de los procedimientos de ejecución y dación, para transformar préstamos en inmuebles. Otra parte corresponde al IBI y las plusvalías de los inmuebles de nuestra cartera, junto con el IRPF y los seguros sociales de nuestros trabajadores.

Nuestros gastos en detalle