Ética y gobernanza

Ética y gobernanza

Cabecera Ética-Gobernanza

Sareb, a pesar de no cotizar en bolsa, ha adoptado las mejores prácticas de Buen Gobierno Corporativo aplicables a las sociedades cotizadas. Su régimen normativo es más estricto que el de una sociedad anónima estándar. Además, todos los trabajadores de Sareb están sujetos a un exigente Código de Conducta cuyos principios emanan de los valores corporativos de integridad, transparencia y compromiso cívico.

Existe, asimismo, una política de prevención de conflictos de intereses que garantiza la integridad de todas las operaciones que aprueba el Consejo de Administración. En 2017, esta política se ha aplicado en 45 ocasiones.

El área de Cumplimiento, Control Interno y Relaciones Institucionales es la encargada de vigilar el cumplimiento de las normas éticas orientadas a la prevención de delitos, la protección de datos y la detección de otros riesgos.

En lo que respecta a la gobernanza, Sareb se ha dotado de protocolos de seguridad para minimizar el riesgo de fallos en sus procesos, sistemas o empleados. En vista del manejo extensivo de datos sensibles, la compañía ha adoptado también sistemas de control de información financiera y de la valoración de activos.

Todo lo anterior se orienta no sólo a la seguridad, sino también a la eficiencia de los procesos internos de Sareb, que debe llevar a cabo en un tiempo limitado una ingente tarea desinversora.