Sareb | Gestión de préstamos

¿Cómo gestionamos los préstamos?

CabecerasPrestamos

Sareb cuenta con un volumen de más de 23.000 millones de euros de préstamos procedentes de casi 14.296 deudores. Para conseguir recuperar la deuda total realiza una gestión activa que le permita asegurar el cobro de los intereses de los préstamos y, si es posible, su amortización o cancelación.

En los casos en los que detectamos problemas de pago de los intereses, la labor rigurosa pero flexible de Sareb se enfoca en encontrar vías de colaboración con las empresas deudoras. En unas ocasiones esta colaboración se decanta hacia esquemas de reestructuración, mientras que otras veces se encauza hacia la liquidación de las garantías. En este último grupo entran los llamados Planes de Dinamización de Ventas (PDVs), en los que Sareb apoya la venta de promociones inmobiliarias para permitir que el acreditado se ponga al corriente de pago. En total, en sus cinco años de vida Sareb ha gestionado 59.394 propuestas financieras.

Si no se observa capacidad de pago o se constata que existen escasas opciones de recobro, Sareb abre la puerta a la dación en pago o la ejecución hipotecaria. Ambos caminos transforman los préstamos en activos más líquidos: viviendas, suelo o activos logísticos, industriales o comerciales.

 

Canal de préstamos online

Sareb cuenta con un canal de venta de préstamos dirigido a inversores y profesionales, una iniciativa pionera en el mercado europeo y que nos permite impulsar la desinversión y aumentar la visibilidad de este tipo de activos.

Lanzado en julio de 2017, nuestro objetivo es potenciar la transparencia de los procesos de venta de este tipo de activos al tiempo que ayudamos a dotar de una mayor madurez al mercado, tanto a nivel nacional como europeo.

En los primeros seis meses de 2018, hemos logrado vender préstamos por un valor nominal de 33,9 millones de euros en el canal minorista profesional. Además, se ha avanzado en el lanzamiento de carteras de préstamos, entre las que destaca 'Navia', que incluye deuda sin garantía hipotecaria con activos financieros por valor nominal de 2.335 millones de euros