22/05/2020

Canarias, segunda comunidad que adquiere a Sareb viviendas para fines sociales

Canarias, segunda comunidad que adquiere a Sareb viviendas para fines sociales

Sareb ha cerrado su segunda operación con una comunidad autónoma tras vender al Gobierno de Canarias 11 viviendas para usos sociales. Los inmuebles, que se ubican en Puerto del Rosario (Fuerteventura), pasarán a formar parte del parque gestionado por la empresa pública Viviendas Sociales e Infraestructuras de Canarias (Visocan), cuyo objeto es la gestión y promoción de las viviendas protegidas en el archipiélago canario.


Se trata del segundo acuerdo alcanzado con una comunidad autónoma para la venta de inmuebles destinados a fines sociales, después de que en febrero de 2020 el País Vasco adquiriese a la compañía nueve viviendas a través de la agencia pública de alquiler del Gobierno Vasco (Alokabide). Estas operaciones también se extienden al ámbito local, ya que Sareb cerró la venta de dos pisos al Ayuntamiento de Badalona en diciembre de 2019.


En las negociaciones de esta operación han participado tanto Visocan y el Instituto Canario de la Vivienda, por parte del Gobierno autonómico, como la oficina territorial de Sareb en Canarias y el área de Responsabilidad Social Corporativa de la compañía.

Paralelamente, la compañía mantiene en vigor un convenio de cesión temporal de 50 viviendas para fines sociales al Gobierno de Canarias que fue firmado en 2015 y contempla una duración de cinco años.

En 2013, Sareb creó un parque social que incluía 2.000 viviendas y se elevó a 4.000 en 2015. En la actualidad, el parque destinado a fines sociales alcanza los 10.000 inmuebles, después de que la compañía aprobara a principios de 2020 la ampliación del mismo con el objetivo de impulsar la cesión de viviendas a ayuntamientos de municipios de menor tamaño que presentan problemas habitacionales.

Desde su creación, Sareb ha firmado convenios con 12 comunidades autónomas y 15 ayuntamientos. En la actualidad tiene comprometidas con las administraciones alrededor de 2.350 viviendas -de las que pueden beneficiarse aproximadamente 9.400 personas-, en tanto que 7.650 inmuebles se encuentran todavía disponibles para esos mismos fines.