Noticias Sareb

03/04/2017

Sareb acumula pérdidas netas de 750 millones desde su nacimiento

Sareb acumula pérdidas netas de 750 millones desde su nacimiento

Las pérdidas netas acumuladas de Sareb desde su constitución en 2012 hasta la actualidad ascienden a 750 millones de euros, de acuerdo con la actual normativa contable.  

El consumo de recursos propios que la compañía ha registrado en este periodo ha sido equivalente a estos resultados.  En la actualidad, Sareb cuenta con una cifra de capital y deuda subordinada de 4.049 millones de euros, frente a los 4.800 millones que contaba cuando fue creada.

El siguiente cuadro recoge la evolución de los resultados en los primeros años de vida de la entidad, según los criterios establecidos en el RD 4/2016 del 2 de diciembre. Se incluye también el ejercicio 2012, aunque la empresa fue constituida el 28 de noviembre de ese año.

 

 

2012

2013

2014*

2015*

2016

TOTAL

Resultado antes de impuestos

(5)

(47)

67

(102)

(663)

(750)

(En millones EUR)

*importes resultantes de la reexpresión de cuentas

 

La aplicación del citado Real Decreto ha permitido a Sareb revertir las provisiones por saneamientos efectuadas en ejercicios anteriores y computarlas como una aportación a los recursos propios.

Según la misma normativa,  Sareb contabiliza las minusvalías latentes de su cartera en una cuenta de ajuste por cambio de valor, que aparece en el balance de la compañía y forma parte de su patrimonio neto. A cierre de 2016, tal y como se anunció el pasado 30 de marzo, esta cuenta arrojaba un saldo de 3.389 millones de euros (3.289 millones netos de efecto fiscal).

Sareb quiere poner de manifiesto que en cada ejercicio ha cumplido rigurosamente con los criterios marcados para la formulación de sus cuentas. En los primeros años, en ausencia de un marco contable específico relativo a las valoraciones de su cartera, se guio por las consultas formuladas al supervisor, y posteriormente siguió las indicaciones de la Circular 5/2015 del Banco de España de 30 de septiembre, y del Real Decreto 4/2016 del 2 de diciembre, ambas de aplicación retrospectiva.

Comparte esta noticia:


Imprimir